Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
22 de julio de 2018
 
Programas
Francisco Ochoa
Más Extensión
Formatos
Proveeduría de Extensión
Contacto
Redes Sociales

images/stories/sitio/twitter_logo.jpg

images/stories/sitio/logo_facebook.jpg

images/stories/sitio/vimeo.jpg

Noticias

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Las Cátedras Libres aspiran nueva estructura organizativa. PDF Imprimir Correo

Elevan propuesta ante el VAC y el CU

images/stories/jornadasdelascatedraslibres/jornada de catedras libres (11).jpg                                                                                                 
                                                                               Jhonatan Montiel/Fotografía
                                                                                     Mariela Doria/Noticia

           Los actores o responsables de las 31 Cátedras Libres de LUZ, más las cuatro que están en proyecto, debidamente coordinadas desde hace ocho años por la profesora Sheila Ortega, decididas a legitimarse dentro del organigrama de LUZ, elaboraron un documento que introducirán en los próximos días, ante el Vicerrectorado Académico y posteriormente ante el Consejo Universitario, donde proponen una nueva estructura organizativa que aspiran sea aprobada.

Estiman los responsables de las Cátedras Libres y la coordinadora general de éstas, que a escala funcional-operativa actualmente se evidencia un vacío jurídico-legal de estas unidades académicas, pese a su espíritu de acción, a la existencia de una Normativa de Cátedras Libres aprobada en 1990, la existencia de un proyecto de Reglamento y la adscripción de las mismas al Vicerrectorado Académico (VAC).

En este sentido, en la jornada de evaluación y reestructuración de cátedras libres que efectuaron el pasado 24 de marzo, redefinieron los aspectos relacionados a políticas y filosofía de gestión de las Cátedras Libres, nueva estructura organizativa y funcional, mecanismos de autogestión; institucionalidad y legitimidad de las Cátedras Libres, todo lo cual está explícito en el referido documento que contará con el aval de VAC y el CU.

En el documento, se resalta además, que la Cátedra Libre como tal, quedaría definida como una unidad académica integradora de la educación formal; no formal e informal; creada para el análisis interpretativo y crítico; orientada a la solución de problemas de la comunidad local, regional, nacional e internacional.

 

Su desarrollo, se enmarcará en el diseño de programas de docencia, investigación y extensión, mediante redes sociales intra y extra universitarias, en las que se expresen y apliquen conocimientos, saberes y haceres.

 

En lo adelante, el propósito esencial de la Cátedra Libre será contribuir con los procesos sociales, a través de la discusión e intercambio planificado de conocimientos, saberes y haceres, conducentes al desarrollo endógeno y sustentable de las comunidades, para mejorar la calidad de vida y bienestar social de éstas.

 

De esta forma, se propiciará el estudio continuo, crítico  y sistemático de la realidad local, regional, nacional e internacional, regido por los principios y valores de la Universidad del Zulia, en conjunción con los saberes, haceres y aspiraciones de las  comunidades, en cuanto a la percepción y dirección de los procesos sociales.

 

Igualmente, se promoverá en el ser humano y en las comunidades, la construcción-reconstrucción de condiciones y situaciones para elevar la calidad de vida hacia el bienestar social y se fortalecerá  la acción de docencia-investigación-extensión en áreas específicas universitarias y comunitarias para el desarrollo humano y científico-técnico en armonía con el ambiente.

 

Asimismo, se estima reconocer la paridad de género en la generación de ideas, iniciativas; toma de decisiones, ruptura de esquemas y apertura al cambio para la movilización de acciones, todo lo cual estará enmarcado en el desarrollo de actividades intra y extrauniversitarias en las comunidades, la interacción constructiva entre la universidad y la comunidad, la validación de conocimientos, saberes y haceres en el intercambio de las prácticas sociales.

 

También en el reconocimiento de aprendizajes de carácter informal o formal con opción a la acreditación de los mismos por las instancias respectivas, el establecimiento de alianzas estratégicas a través de acuerdos y convenios, entre otros, el tratamiento de los diversos problemas en interacción transdisciplinaria e interdisciplinaria entre universidad y actores sociales.

 

De la misma manera, en la activación de las temáticas que orientan las acciones de la Cátedra Libre, de acuerdo a las nuevas tendencias, teorías y enfoques, de las distintas áreas de conocimiento y la certificación y acreditación de vivencias, experticias, experiencias y toda gestión de conocimiento que se active en el marco de estas.

 

La cátedra Libre, esta vez con un amplio margen de principios filosóficos y de gestión, seguirán establecidas de acuerdo a su naturaleza como un espacio académico universitario, que actúa con un amplio margen de autonomía y libertad de pensamiento y acción, asumiendo riesgos de forma transparente en la construcción, transferencia, aceptación y adopción de conocimientos reconocidos por la academia; así como de saberes populares no validados. 

 

Su esencia Libre, está destinada a crear, aprovechar y fortalecer escenarios propicios para el desarrollo de un efectivo diálogo de saberes y haceres entre el ciudadano común y la comunidad universitaria con los diversos actores de la sociedad y el sector productivo; en un continuo aprendizaje estratégico a partir de la triple función universitaria posibilitando un mayor nivel de relevancia, pertinencia e impacto con la sociedad.  

 

Hallar la definitiva autonomía

 

En la nueva estructura organizativa de las Cátedras Libres, estas asumirán la misión de establecerse como una unidad académica de naturaleza científica-educativa, fundamentada en los más sólidos principios y valores-éticos, trabajo, justicia, libertad y autonomía; y la visión, refiere que la Cátedra Libre se conducirá como una unidad académica con compromiso social, líder en la generación, validación y acreditación de conocimientos, saberes y haceres, transferibles a través de la formación integral de ciudadanos para interactuar con interdependencia y efectividad en las comunidades.

 

Serán las Cátedras Libres vanguardistas en el fortalecimiento del desarrollo humano, socio-ambiental, científico-técnico, atendiendo a la pertinencia social; éstas serán autogestionables finacieramente y la Universidad debe proveer del apoyo operativo necesario, para su funcionamiento, aún cuando éstas generen sus propios ingresos con base a sus potencialidades.

 

Las cátedras deben presentar ante el CU propuestas técnico-económicas de los proyectos para su aprobación ante el Consejo Universitario y la generación de ingresos se podrá obtener a través de mecanismos como: LOCTI, RSE, ISRLR, donaciones, patrocinios, entre otros y modalidades como: actividades académicas, asesorías y servicios, entre otros.

Se deberá abrir una cuenta bancaria de ingresos propios donde se colocará el aporte de cada cátedra a la Coordinación General, todo lo cual será establecido en la normativa interna, para la ejecución anual del plan operativo macro.  

 




^ Subir