Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
20 de abril de 2018
 
Programas
Francisco Ochoa
Más Extensión
Formatos
Proveeduría de Extensión
Contacto
Redes Sociales

images/stories/sitio/twitter_logo.jpg

images/stories/sitio/logo_facebook.jpg

images/stories/sitio/vimeo.jpg

Noticias

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
La extension de LUZ se operativiza PDF Imprimir Correo

 
Atención médica a más de 200 personas durante toda las jornadas


Mariela Doria Martínez/Septiembre

Fotografía/Noerika Rodríguez 

 

En una primera etapa de la experiencia inédita que desarrolla la Coordinación Central de Extensión (CCE) de LUZ, relacionada con una campaña de salud preventiva médico-asistencial-educativa y cívico-comunitaria, que abarcó a diferentes comunidades de escasos recursos de Maracaibo Oeste, se logró abordar a 2 mil 375 personas (hombres, mujeres, jóvenes y niños), que entre otras cosas, solo habían recibido una o ninguna vacuna en su vida.

 

Desde marzo, hasta julio de este año, se efectuaron, a la intemperie, 22 jornadas en las parroquias: Cristo de Aranza, Olegario Villalobos, Antonio Borjas Romero y Francisco Eugenio Bustamante de Maracaibo Oeste, gracias al trabajo conjunto de LUZ, a través de su CCE, las Facultades de Odontología y Ciencias, y la Dirección de Servicios Estudiantiles (DIDSE), de manera conjunta con la Secretaría de Estado Maracaibo Oeste, Secretaría Regional de Salud, Secretaria de Educación, Policía Regional, Colgate de Venezuela y la Federación de Asociaciones Vecinales del Zulia (FAVEZ).

 

Todo este esfuerzo mancomunado, forma parte de una política de acercamiento de LUZ con la sociedad, que adelanta la CCE de esta institución, la cual abarca el diagnostico de situaciones o problemáticas en las comunidades, asistencia médica directa, información sobre salud preventiva y concienciación ciudadana.

 

Angela Pirela, presidenta de la Favez, además de mostrarse agradecida y complacida por esta iniciativa de alto impacto socio-comunitario, solicitó para una segunda fase de este trabajo, "que se incluya la formación de los líderes comunitarios como multiplicadores de los conocimientos adquiridos, a fin de avanzar en el proceso de enseñanza-aprendizaje, sobre los diferentes tópicos abordados, haciendo especial énfasis, en la capacitación humanística para superar los altos índices de violencia, y en la formación sobre sexualidad infantil para minimizar los altos índices de embarazos precoces, muchas veces recurrentes por falta de información".

 

Añadió, que otras comunidades como Venancio Pulgar, Olegario Villalobos y Andrés Eloy Blanco, tras conocer la experiencia de las comunidades que ya fueron abordadas por LUZ y otros organismos, manifestaron su necesidad de ser atendidas para recibir también este beneficio.

 

Por su parte Rosaura Bueno, profesora de la Facultad Experimental de Ciencias de LUZ, quien participó en las jornadas ya realizadas, manifestó "estar enganchada" en esta experiencia que sembró a LUZ en el corazón de las comunidades asistidas.

 

A su juicio, establecer este contacto comunitario directo, le permitió como trabajadora social, conocer y vivenciar la realidad bio-psico-social de las familias de menores recursos económicos, por lo cual ahora puede decir, que es importante ir más allá del diagnóstico, ya que comprobó por si misma, que la relevancia del trabajo universitario está en el hacer.

 

Para esta profesional del trabajo social,  es importante que continúen impartiéndose talleres sobre valores, ya que de esa manera se erradicarán antivalores como el relacionado con la venta de drogas, asumido por muchas familias pobres como su principal actividad de subsistencia. En ese caso, propone abordar a esas familias desde las escuelas, a través de charlas, recursos audiovisuales como videos de experiencias relacionadas con el problema a tratar, y otras estrategias que promuevan la reflexión, incorporando asimismo, el componente espiritual.

 

 

Otro quehacer extensionista

 

Además de este trabajo bandera que realiza la CCE de LUZ, entre otros principales logros de la actual gestión de extensión central destacan: la presentación de proyectos socio-comunitarios a diferentes alcaldías del zulia y otros estados de Venezuela como Falcón y San Cristóbal, a cuyas alcaldías principales se les ha ofertado el Programa Gerencia del Turismo.

 

Igualmente, la CCE, ha diseñado para el público en general cursos, diplomados y talleres como por ejemplo los de: Formación de Microempresarios, Fortalecimiento de la gestión de los Consejos Comunales, Formación para madres colaboradoras zulianas y El Poder de investigar que permanentemente están a disposición de quienes estén interesados en cursarlos.

        

Como parte del trabajo extensionista hacia fuera de la Universidad, se pueden mencionar los convenios genéricos que ha establecido la CCE con la Universidad de Margarita, el Instituto Universitario de Tecnología Pedro Emilio Coll, la empresa Logros, Génesis Educativa y Maserca, para desarrollar trabajos conjuntos a la vez que  se han establecido alianzas con el ICLAM, el Instituto Universitario Pedro Emilio Coll y  el Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

 

Desde la CCE de LUZ se han consolidado además actividades extenionistas como la jornada de  odontología preventiva en la Unidad Educativa Elba Marina Girón y la formación de 25 miembros del Centro de Adiestramiento y Desarrollo Integral Cacique Manaure (CADI) en el Diseño de Proyectos Comunitarios.

 

Se han cumplido actividades extensionistas académico-recreativas en El Marite y en esa misma comunidad, a través del Proyecto Everest (GARE), se han efectuado cursos y charlas de interés de jóvenes y niños miembros del barrio,  realización de  visita recreacional de 30 niños al complejo Cervecería Polar y la exaltación del Día de las Madres en esa comunidad, beneficiándose 150 amas de casa.

 

También, mediante la acción permanente de la CCE de LUZ, han sido  planificadas y ejecutadas actividades relacionadas con la atención de los Niños con Cáncer, a través de los eventos denominados: "Por una Sonrisa de los Niños" y el evento socio-recreativo con los niños de la Fundación INOCENS.

 

Por otra parte, la CCE dictó la Conferencia "Gerenciar los Recursos Humanos" en la Universidad Rafael Belloso Chacín (URBE ) y ha participado en el análisis de temas de interés universitario como el de la Ley Orgánica de Educación realizado en la Asamblea Legislativa del Estado Zulia.

 

Mientras que dentro del campus universitario, la CCE de Extensión se ha abocado a establecer alianzas estratégicas interdependencias para consolidar el éxito de la labor extensionista, ha impulsado la reglamentación de los diplomados en LUZ y la normativa de las Cátedras Libres.

 

Ha realizado talleres de Extensión  dirigidos a los empleados y obreros de LUZ, contando con el apoyo de las organizaciones sindicales, hace gestiones permanentes para reactivar la proveeduría universitaria extensionista, ha evaluado y aprobado 60 documentos de Programas, Proyectos, Actividades, Cátedras Libres y Diplomados de Extensión y evaluó y modificó el formato para la evaluación de los Diplomados presentados por Facultades y Núcleos de LUZ que requieren la aprobación del Consejo Central de Extensión.

 

Aunado a ello la CCE ha conocido los convenios genéricos y específicos firmados entre LUZ y otras instituciones u organismos que guarden relación con la actividad extensionista,  para informarse sobre la vigencia e impacto de los mismos, además de haber participado esta dependencia, en la organización del conversatorio con los estudiantes sobre la Ley Orgánica de Educación realizado en el auditorium de la Facultad de Arquitectura y Diseño de LUZ.

 

sincerar y re-edicionar la extensión

 

Una línea de interpretación muy delgada entre la finalidad de hacer extensión universitaria, lo que es la práctica profesional y el servicio comunitario, impide hacer "extensión pura" en la Universidad del Zulia (LUZ).

La praxis de extensión en esta institución, debido al crecimiento organizacional de la Universidad, se encuentra dispersa; otras dependencias centrales, cuya naturaleza y razón de ser también es vincular y proyectar efectivamente a LUZ dentro y fuera del campus universitario, conlleva a presumir, que sobre esta función existen multiplicidad de actividades, opiniones y criterios encontrados.

Existen en LUZ variadas formas de hacer llegar  el conocimiento e impactar con el mismo en las comunidades, motivo por el cual, en reiteradas oportunidades y escenarios, se ha planteado la unificación de su rango en el ámbito universitario.

La profesora Carmen Montes, actual coordinadora central de extensión de LUZ y algunos excoordinadores de esta área, coinciden en que, la extensión como función académica, en su concepto más amplio, es el resultado provechoso y productivo que se deriva de la combinación del conocimiento con la necesidad real existente en cualquier estrato de la infraestructura social; lo que desde todo punto de vista redundará, en la elevación de los niveles de vida del hombre, reflejado este logro, en su exitoso quehacer comunitario, toda vez que entra en contacto con los distintos actores, conocedores de las diferentes áreas del saber.

La práctica profesional en cambio, es la focalización in situ y generalmente tangible de la experiencia del estudiante universitario, lográndose que el retorno de esa experiencia alcanzada en los predios comunitarios, le permita a la vez al estudiante mejorar su profesionalización y proyectarse como servidor social.

Mientras que el servicio comunitario, es la aplicación del conocimiento adquirido durante la formación universitaria, en dirección a la ganancia de la comunidad, en otras palabras, es otra forma de hacer extensión, pero no es extensión en si misma. En LUZ, la rectoría ha asumido este reto.

 

Hacia los 25 años de extensión

 

El caso es que la extensión desde sus orígenes, surgió de la necesidad de cumplir una función social desde el seno universitario. De hecho, las facultades y núcleos de LUZ llevan la batuta en esta titánica tarea. Desde cada una de las divisiones de extensión, permanentemente se les brinda asistencia científica-técnica-humanística a diferentes comunidades organizadas de la sociedad. De esta manera, la extensión universitaria se ha ido desencapsulando de la burbuja académica intramuros.

Para revalorar y relegitimar esta función académica que muchos llaman "la cenicienta", en los últimos tres periodos de su gestión central en LUZ, incluyendo la gestión actual, se viene haciendo el intento de mantener su status, aunque no es fácil con un presupuesto de 40 mil bolívares fuertes anuales.

Para Carmen Montes, actual coordinadora central de extensión de LUZ, esta función, por encima de cualquier concepto y del ínfimo presupuesto destinado para tal fin,  está su prestigio, su prestancia de servicio, por esta razón ni siquiera en tiempos de crisis, se debe dejar de ser creativo al respecto. Lo que sí se persigue en esta nueva etapa de crecimiento extensionista, es sincerar la extensión, en el entendido de rescatar su esencia, de acuerdo a las exigencias de los nuevos tiempos y al conocimiento de la realidad del país.

 

Prospectiva de gestión

 

Se propone entre otras cosas, la directora central de extensión de LUZ, profesora Carmen Montes, reeditar esta función académica tomando acciones conducentes a humanizar más los programas, proyectos y actividades de carácter extensionista.

También, propiciar un debate en la comunidad universitaria, para maximizar las voluntades, y en torno a ello, redimensionar además el concepto de extensión, hasta que pueda convertirse, incluso, en eje del currículo.

Igualmente, crear nuevos mecanismos que permitan reconocer la labor de extensión con visión futurista, impulsar el desarrollo de programas y proyectos viables y de trascendencia social Y articular más la extensión a las funciones de docencia e investigación para alcanzar otros niveles de socialización de la universidad.

Así mismo, promover la sistematización definitiva de la triada docencia-investigación y extensión para integrar las causas y los efectos y de esa manera contribuir con la progresión de la actualización del conocimiento e incidir en el desarrollo comunitario.

Y en lo que respecta a las cátedras libres, 33 en su totalidad, considera Carmen Montes que se debe analizar y reconsiderar muy bien el hecho de que algunas se estén convirtiendo en materias electivas, desvirtuándose así su finalidad.

En ese sentido, Carmen Montes opina, que las cátedras libres deben funcionar en las facultades, tener allí un espacio, una presencia, y un coordinador general que establezca la rendición de cuentas y evalúe su rendimiento académico-productivo. Algunas de ellas ya se han consolidado muy bien y son altamente exitosas como es el caso de Escuela para Padres, Autismo, Por la Paz, Integración de personas con discapacidad, Cátedra petrolera y otras que se destacan por su alto impacto socio-productivo.

Ratifica la apertura de la Coordinación Central de Extensión para recibir sugerencias y  perfeccionar la agenda gerencial, ya que es a través de la extensión universitaria que se puede actuar de manera objetiva sobre los asuntos de interés colectivo, porque la extensión conculca valores, destrezas, potencialidades, conocimientos, para abordar el aspecto comunitario.

Lo que sí advierte, es que se debe tomar en cuenta, que no todos los proyectos comunitarios son proyectos de extensión, ni toda extensión es servicio comunitario, ni todo proyecto de investigación es susceptible de convertirse en proyecto de extensión. La investigación, a su juicio, tiene componentes que se deben aprovechar al máximo para realizar actividades puntuales  y de envergadura en el entorno. 

 




^ Subir